/

‘A todos los chicos de los que me enamoré’: ¿Divertida saga adolescente o aburrimiento total?

‘A todos los chicos de los que me enamoré’ (en inglés to all the boys I’ve loved before) es una trilogía de películas románticas adolescentes  basadas en los libros de Jenny Han. Dirigida por Susan Johnson y protagonizada por Lana Condor y Noah Centineo, los filmes narran la vida de Lara Jean Covey, una adolescente de dieciséis años que ha escrito una carta de amor a cada chico del que alguna vez se ha enamorado. Pero, ¿qué pasa cuando estas cartas se envían por error?

Los protagonistas de esta historia son Lara Jean Covey y Peter Kavinsky. Ella es una adolescente tímida, soñadora y enamoradiza que vive con sus dos hermanas y su padre tras la muerte de su madre cuando era niña. Un día empiezan a aparecer en busca de respuestas amores del pasado tras haber recibido unas cartas románticas que Lara Jean escribió. Uno de estos chicos es Josh, reciente exnovio de su hermana mayor y crush de la infancia. Con la intención de evitarlo, Lara Jean hace un trato con Peter Kavinsky, otro receptor de las cartas, para fingir una relación y cada uno conseguir sus propios objetivos.

A nosotras no nos gustan demasiado estas películas. Más adelante explicaremos nuestros motivos, pero antes, vamos a resaltar los aspectos positivos que tienen estos filmes. 

En primer lugar, cabe resaltar que todo y ser una película para adolescentes, no romantiza una relación tóxica como muchas otras. Desde nuestro punto de vista, la primera película sí se llega a hacer entretenida si lo que quieres es relajarte un rato. Además, pensamos que los outfits de Lara Jean y la fotografía en general de las películas son muy bonitos.

Aunque bien hemos dicho que la primera puede llegar a captar tu interés, opinamos que las otras dos se convierten en algo aburrido y repetitivo. También creemos que tiene mucho relleno y un gran problema que tienen, es que se puede resumir perfectamente toda la trama en diez minutos, y si algo lo puedes explicar tan completo en tan poco tiempo, probablemente no valga la pena ver la película que explica la trama en dos horas. Además, todo lo que sucede es bastante previsible y la trama está repleta de clichés.

En conclusión, nosotras os recomendamos que inviertas el tiempo en otras actividades. Si realmente os llama la atención el argumento y queréis ver algo más bien ligero, quizás podáis disfrutar de la primera película, pero mejor evitad las demás.

Redactors Juniors

,
close