//

‘Barcelona 24h’, cuatro jóvenes en la gran ciudad

Barcelona 24h es un musical que nos explica la vida de cuatro jóvenes completamente diferentes: una chica que aspira a ser fotógrafa y aún no supera a su ex novio, un joven enamorado de los musicales que sueña con un amor de película, una pija de Sarrià que se independiza y un joven para el cual su único objetivo es ser un empresario de éxito. Tienen vidas muy distintas, sin embargo hay algo que los une: la ciudad de Barcelona.

A algunas de nosotras no nos gustan mucho los musicales, pero sin duda este es una excepción. Es una historia con situaciones cotidianas y lugares que podemos reconocer, como los bunkers, la Sala Apolo o el paqui de la esquina. Es apto para todos los públicos, aunque está inspirado en el público joven. 

“Creo que esta obra está dirigida principalmente a los jóvenes, porque muchos de ellos se pueden identificar con estas historias, gente que ha compartido piso, que va a estudiar a la ciudad, superar a una ex pareja… Pero lo que más nos ha gustado ha sido ver que esta obra gusta a todo el mundo. Hay gente jubilada que nos ha dicho que le ha encantado y que le recuerda a cuando eran jóvenes”, nos dice Marc Flynn, director del musical.

La obra ha sido escrita por Pau Bareberà y dirigida por Marc Flynn. Los actores y actrices han conseguido meterse muy bien en el papel, cosa que ha permitido sentir mucha simpatía hacia los personajes que interpretaban. Laia Fontàn, Jaume Casals, Anna Piqué y Àlex Sanz nos han sorprendido con las actuaciones de sus personajes, los cuales muchas veces nos podían llegar a parecer irritantes, pero al final acabamos cogiéndoles cariño.

La música, creada y dirigida por Dídac Flores, es otro factor muy importante en este musical. Las canciones, que han sido interpretadas y cantadas por los propios actores, le dan al musical una esencia especial y entretenida. Tanto en la actuación como en las partes musicales, el cambio de atrezzo era muy limpio y aprovechaban muy bien los objetos del escenario.

La iluminación es otro elemento importante a destacar en esta obra. Esta iba variando a medida que una nueva escena empezaba o un nuevo personaje aparecía en escena, iluminando así solo al protagonista de ese momento o ajustando los colores y tonos del ambiente para adaptarse a la secuencia.

“Recomendaría venir a ver el musical porque en este momento tan incierto y extraño en el que estamos, esta es una obra optimista que te hace sonreír e irte contento del teatro, y creo que no se puede pedir más”, nos dice Marc Flynn.

Podéis disfrutar de la obra el Teatro Gaudí de Barcelona hasta el 28 de febrero. Los horarios son de jueves a sábado a las 20h y el domingo a las 21h. 

Redactors Juniors

, , ,
close